lunes, 19 de mayo de 2014

Fin del concurso de micros Abril-Mayo 2014

 Una vez acabado el plazo del concurso, solamente me queda daros las gracias por participar y hacerlo posible. Mi agradecimiento también a Fernando Sancho Casañ por compartir su obra con el ganador. Ahora, a esperar el veredicto del jurado. Os dejo aquí todos los microrrelatos participantes.




 El Este en el Oeste

A veces me escapo, no a las afueras de la ciudad sino al mundo paralelo. Bebo de sus fuentes y  circundo copas de arboles inauditos mientras acaricio pieles que se muestran deseadas.
A veces soy quien todo lo puede y todo lo ofrece, la quintaesencia del placer que nos perdemos al no plagiar la savia de ese sueño que es donde está la esperanza de la humanidad, escondida entre relámpagos que  valen un instante perpetuo.
A veces observo el mar en mi mano y me zambullo hasta que se me arrugan los dedos, pero cuando viene a verme Laura los días de visita, no se como contárselo.

 *********************************************************************************

El grito

Llovía intensamente.
Con aspecto descuidado y las lágrimas deslizándose por sus mejillas observaba a su hijo paseando cabizbajo a través del cristal.
Tomás parecía atormentado y con cierto nerviosismo  sacudía  el agua de su cabeza.  Un grito ensordecedor de mujer le paralizó.
¡En el sufrimiento es donde está la esperanza de la humanidad!
  


*********************************************************************************


LA BUENA NUEVA

        Cual Filípides de nuestra era, aquel hombre llegó exhausto, a traer la buena nueva, hasta el Foro de Davos, en el que llevaban varios meses debatiendo sobre las claves urgentes para conseguir un mundo habitable y en paz. Antes de expirar, y ante la atónita expectación de la concurrencia, entregó a la Presidencia un mapa que indicaba, resaltado, un punto bajo la mención "es donde está la esperanza de la humanidad".
        El lugar señalado se encontraba en la propia ciudad de Davos y alguien lo reconoció, se trataba de la Biblioteca Pública Municipal.




*********************************************************************************



FÓRMULA

No está en el agua, ni en descubrir nuevos mundos, ni en el reparto de riquezas, ni en la curación de enfermedades, ni en mantener limpio el planeta. Lo vi hoy, lo comprobé en todas mis expediciones, en todas las culturas que he conocido, en todos los viajes que he llevado a cabo. Está en saber que los humanos necesitan un manojo de ternura, un puñado de cuidados, un roce de pieles, un acercamiento de manos, una mirada a otros ojos, y un sueño que cumplir .Ahí es donde está la esperanza de la humanidad.

*********************************************************************************

Clones

Año 2233: María lleva reciclando su cerebro más de un siglo mediante la tecnología Itskov. Su marido es la primera vez que lo hace y la idea no parece gustarle.
Año 2633: María está contenta con su vida, especialmente con su nuevo marido. No para de decirse que en los avatares es en donde está la esperanza de la humanidad.


*********************************************************************************



Casa de locos

El dice en el bar que ella le es infiel con su ginecólogo. Ella que él se lo monta con la enfermera del piso de arriba. De noche se les olvida todo y se dan calor lo mejor que saben.
Todos los inquilinos del hotelito saben que ya nadie tiene la razón de su parte, pero ese matrimonio malavenido aún tiene la juventud necesaria para dar descendencia sana, que es donde está la esperanza de la humanidad.

*********************************************************************************


LA NADA

La irrealidad se dibuja a través de una ventana, desnuda de cortinas y privada de persianas. Su hermetismo provoca un eco que ensordece y consume el aire enrarecido de la estancia. Acurrucados y temerosos, observan el paisaje. Calles desordenadas carentes de bullicio, farolas pavonadas de luciérnagas que dejaron de volar un día. La nada parecía haber encontrado su lugar para quedarse tras un rastro de atrocidad. Ellos se escondieron abrumados por su desliz y se libraron de ser devorados. Ahora quizás,es donde está la esperanza de la humanidad, en un vientre adolescente,lleno de vida y fuerza para comenzar una existencia nueva... Lejos de esa nada.

*********************************************************************************

Casi Es Nada
A menudo me sorprendo en un letargo existencial de que me cuesta salir.
¡Qué hago en el mundo!
¿Qué papel juegan mis teatrillos personales, verdades y mentiras, vaivenes emocionales?
Se me antoja que lo mejor sería ser nada.
Y, de repente,
una mañana,
una brisa,
un susurro,
una sonrisa,
El cielo y el sol,
las nubes,
la luna,
los colores,
incluso mi imaginación,
me invitan a sonreír. Y siento expandir mi corazón en el pecho y el rubor en mis mejillas.
Y entonces creo que en amar cada pequeño detalle del existir es donde está la esperanza de la humanidad.

*********************************************************************************


Unos porque habían llegado primero y otros porque la Historia les daba la razón, conseguían que la lucha cada vez se encarnizara más, hasta el punto de hacer imposible la convivencia, que es donde está la esperanza de la humanidad.
Una tarde, mientras los vecinos terminaban peleándose en la plaza del Ayuntamiento, el cielo se tornó rojo. Todos enmudecieron a la vez y miraron para arriba. Se levantó un polvo cegador mientras los truenos, silbidos y explosiones los hacía caer como muñequitos de plástico. Los dos alcaldes, antes de perecer fulminados, se tomaron de las manos y rezaron juntos a un mismo Dios, pero con distinto nombre.

*********************************************************************************
Éxodo

Desde el promontorio en el estaba encaramado la vista era estremecedora. Mientras las llamas bailaban macabras, el edificio de maternidad de uno de los hospitales comenzó a elevarse. Justo después, levantaron el vuelo varios colegios, y la ciudad universitaria. Luego, otros centros sanitarios, el mercado viejo y algún teatro del centro, el cine donde di mi primer beso...Como el Ave Fénix resurgían con fuerza. Cuando aparecieron en lo alto la biblioteca de mi barrio y el museo de Arte Moderno, ya éramos muchos los que sin disimular la sonrisa caminábamos siguiendo la estela arquitectónica, convencidos de que solo entre ellos es donde está la esperanza de la humanidad.

*********************************************************************************


Carta a una madre desesperada

No decaigas, no te dejes aplastar, no eches por tierra tus intenciones: ellos no piensan en el planeta que dejarán, solo en disfrutar sus fortunas hechas de sangre y dolor ajeno. Pero somos muchos los que creemos que el mundo puede cambiar y el futuro aún no está del todo hipotecado. Ten a ese hijo, es donde está la esperanza de la humanidad, en ellos, en los que heredarán la tierra para cuidarla de verdad. Ellos lograrán erradicar la ambición porque les enseñaremos cuales son las verdaderas prioridades, los auténticos valores. Si nos derrotan ahogando nuestra ilusión, si nos exterminan por amenazar su egoísmo, el mundo estará perdido.

*********************************************************************************


PROFUNDA DECEPCIÓN

Ella la admiraba desde mucho antes de que ocupara el puesto encumbrado de gobernadora. Había sido su amiga por más de dos décadas, y ahora la conseguía complicada en varios actos inimaginables. Con amargura decía para sus adentros: "y pensar que en personas así es en donde está la esperanza de la humanidad, ¡si supieran!"

Con gran dolor y con desilusión extrema, colocó a un lado del escritorio su renuncia irrevocable y, con valentía y decisión, le dio su espalda para demostrarle que no tendría su apoyo en atroces hechos de corrupción. Dejó claro que no todo el mundo tiene precio.

*********************************************************************************


El virus más letal
 
Ahora el término memoria se ha perdido para siempre, sustituido por un presente anodino movido por la ausencia de metas. La existencia basada en la nada y huérfana de sentimientos asesinó la verdadera esencia humana, borrando los sueños de los vivos. Un virus que borraba los recuerdos, auténtico germen de los anhelos humanos, y que había convertido a las personas en seres sin deseos de felicidad a causa de la ignorancia de su existencia. Porque en los sueños es donde está la esperanza de la humanidad. Donde habita la fuerza que nos mueve, y el recuerdo de quienes somos.
 
*********************************************************************************


El ventilador

 Mientras el ventilador del techo despertaba los sueños que rondaban sus cabezas,  emborronaban servilletas de papel ajenos a todo lo que sucedía.
Anochecía y el camarero les invitaba a salir amablemente.
Sobre la mesa se podía leer: aquí es donde está la esperanza de la humanidad.



*********************************************************************************


¿Dónde se fueron los buenos?

Llueve en Manhattan, el distrito más exclusivo de Nueva York. Peter, en su taxi, espera a algún turista incauto de quién aprovecharse con una carrera más larga de lo necesario. El sol pega con fuerza en Zimbabue, la gente muere en las calles mientras su presidente vive rodeado de lujos. Una empresa explota a miles de trabajadores chinos en jornadas infinitas, sin descanso, por un mísero sueldo. Un joven pega un tiro a otro para robarle el coche en Brasil. ¿Se dará cuenta la gente algún día de que en sus manos es donde está la esperanza de la humanidad?

*********************************************************************************
  
Sin Expectativas

El anciano aborigen observaba cómo el grupo ocupaba su lugar alrededor del fuego.
Una vez sentados alguien dijo: "Maestro, el chamán que canta (así llamaban al extranjero llegado del este) parece hablar con los espíritus por las noches. Pero, ¿qué dice?".
"La verdad", respondió el anciano. Y antes de que ninguno preguntara de nuevo, añadió: "Nuestro pueblo se muere y sólo en su canto es donde está la esperanza de la humanidad: no olvidar que existimos".
"Ora pro nobis" se escuchó decir al sacerdote, pero nadie lo entendió.