lunes, 28 de julio de 2014

LA MALA MADRE/THE WRONG MOTHER

Ya sabéis, queridos lectores del blog, que me encanta el género policíaco y parece que, durante los meses de verano, la atracción es aún mayor. No creo que esté científicamente probado o quizá sí, pero el hecho de aprovechar il dolce far niente pegado a una novela donde abundan los asesinatos y las investigaciones, es una práctica común.
¿La razón? No he dedicado tiempo al asunto pero algo habrá por ahí dentro de nuestras cabecitas que nos empuja a devorar ese tipo de libros durante esta época. En este género, hay nacionalidades que han destacado por encima de otras: de unos años a esta parte, los nórdicos se han convertido en los reyes de la novela negra, y tengo que admitir que algunos me encantan. Sin embargo, la gran mayoría de ellos terminan por cansarme tras un par de novelas. Una vez superada la atracción por el exotismo de sus paisajes y de sus formas de vida, comienzo a aburrirme. No suele suceder lo mismo con los autores británicos y creo que la principal razón es que suelen utilizar esa ironía que los caracteriza y a la que me rindo. Por eso hoy, traigo al blog mi última lectura: Mala Madre, de Sophie Hannah. La autora inglesa nos presenta en esta novela, además de una trama sorprendente y en su conjunto bien resuelta, un aspecto de la maternidad que siempre está escondido: el amor por los hijos no evita el hartazgo que en determinados momentos se sufre a causa de ellos. Y estamos hablando de mujeres, porque solemos ser nosotras las que abandonamos trabajo y carrera para dedicarnos a la ansiada maternidad. No me atrevo a generalizar, pero creo que si todas las mujeres fuesen sinceras, no dudarían en confesar que hay momentos en que no pueden más, en que les gustaría volver, aunque fuese durante una semana, a sus vidas anteriores. Sophie Hannah plantea este dilema a través de prácticamente todas las mujeres que aparecen en la novela, destacando la protagonista, una especie de Bridget Jones, perfectamente imperfecta. Una aventura con un hombre que no es quien dice ser, dos cadáveres en lo que parece un episodio de aniquilación familiar, y la consecuente investigación por parte del subinspector Simon y su jefe Sam, y la eventual ayuda de Charlie. Ideal para leer en la sombra, frente al mar o en el caso de no ser tan afortunado, en el sofá de casa con el ventilador a tope. Espero que los que os animéis, la disfrutéis tanto como yo.

*********************************************************************************

My dear reader, you know that I love thrillers and my passion gets its peak point during summer. I don't know if scientists know the reason of being more attracted to this genre during this holiday months. There is probably a reason, there is one for everything. In this literary genre, there are some countries with an important  production, such as the Nordics, and I must admit that there a couple of Nordic writers among my favourites. However, generally speaking, after reading a couple of these novels, I get bored. Once you get over their exotic landscapes and ways of life, every book is the same. But British writers are the opposite and I think the key is they use irony to tell stories, and I love irony and their special sense of humor. So that, today I suggest a novel written by a british writer, Sophie Hannah: The Wrong Mother. The author threads an incredible plot but also explains a feeling that most of mother feels: we adore our children but sometimes we'd love to go back to our previous life when freedom was a right. Through the experience of a kind of Bridget Jones, perfectly imperfect, we are witness of the killing of a mother and her child, of an episode of infidelity and the subsecuent investigation by Simon, Sam and Charlie. The perfect book to enjoy in front of the sea, lying on a beach. But if you are not so lucky, a sofa and a fan are ok.


LA MALA MADRE, de Sophie Hannah
THE WRONG MOTHER, by Sophie Hannah



En las noticias se habla de un crimen: una mujer y su hija han aparecido muertas. El nombre delpresunto culpable, marido y padre de las fallecidas, despierta en la memoria de Sally Thorning los días de secreto descanso en un balneario. Sin embargo, la imagen del hombre que aparece en la pantalla y con quien vivió una aventura, no es la misma del Mark Bretherick que ella conoció










Sally Thorning is watching the news with her husband one night when she hears an unexpected name—Mark Bretherick. It’s a name she shouldn’t know, but last year after a business trip canceled at the last minute, Sally treated herself to a secret vacation—away from her hectic family life—and met a man. After their brief affair, the two planned to never meet again. All the details are the same: his job, where he lives, his wife Geraldine and daughter Lucy. But the photograph on the news is not the man Sally knew. And now Geraldine and Lucy are dead.